CRÓNICA DE LA FINAL DE LA PEQUECOPA 2019

CRÓNICA DE LA FINAL DE LA PEQUECOPA 2019

Equipos finalistas de la Peque Copa

Con las provisiones de gorras, gafas de sol y crema solar casi agotadas y tras un reconstituyente parón para comer y recuperar fuerzas, a las 17:00 comenzaba la fase eliminatoria de la Pequecopa. Muchos padres y amigos para ver las evoluciones de los ocho equipos que habían hecho los méritos necesarios para jugarse el todo por el todo y tratar de llevar el Peque Estandarte a su colegio.

Las semifinales no tuvieron mucha historia, puesto que todos los partidos se decidieron por diferencias amplias en el marcador y los cuatro finalistas alcanzaron su puesto en el partido decisivo por la vía rápida. En chicos, Leones Marianistas se deshacían de unos Gladiadores Montessori, que no habían perdido un solo partido hasta entonces, por 39-23, mientras que Romareda Rinos se imponía a Cristo Rey por un claro 37-12. Por parte de las chicas, Marianistas no daba opción a las locales, Rosa Molas, y les ganaba por 19-8. El Salvador se hizo con su puesto en la Gran Final superando por 25-15 a Doctor Azúa que, de esta forma, se quedaba sin opción de revalidar el título logrado en 2018.

Gran Final Masculina: Romareda se multiplica por tres

Entrega de premio masculino

Llegaba el gran momento para los jugadores de Romareda y Marianistas. Presentados por el speaker como si de una Gran Final de Copa Colegial se tratara (y en efecto se trataba de eso), los nervios estaban a flor de piel entre los participantes y entre el abundante público que se agolpaba alrededor de la pista central del colegio Rosa Molas. Romareda golpeaba con fuerza entrando mucho mejor en el partido que sus rivales, con un parcial de incio de 6-0. A los Leones les costó empezar a acertar de cara al aro rojillo pero 7 puntos consecutivos en la recta final del primer tiempo convertidos mano a mano por Marcos Cortiñas e Íñigo Martínez pusieron por delante en el marcador por primera vez en el partido a su equipo que, solamente no acabó el periodo venciendo por una oportuna (o inoportuna, según el ángulo desde el que se mire) canasta de Jorge Prieto para los chicos dirigidos por Jorge Mengual que dejaba el resultado al descanso en un 12-11 con el que todo estaba por decidir en los últimos ocho minutos. 

El segundo tiempo, contra todo pronóstico y contrariamente a lo visto en los minutos finales del primero, no tuvo historia alguna. Romareda Rinos dominó de principio a fin con un Darío Pin en modo on fire bien secundado por un equipo muy sólido y resolutivo. Los Leones, pese a los intentos de su entrenador David Anglada de animarles y darles instrucciones para que se metieran en el partido, apenas pudieron rugir en los últimos segundos consiguiendo una única canasta que anotó Álvaro Martínez y que dejó definido el marcado final: un 22-13 que llevaba por tercera vez el Peque Estandarte al Colegio Romareda. Su jugador Jorge Prieto fue elegido MVP de la Pequecopa 2019 y recibió su trofeo al finalizar el partido.

Romareda Rinos 22 (12+10): Álvaro Buñuel (-), Jorge Prieto (2), Gonzalo Morlans (2), Manuel Ramas (1) y Darío Pin (8) -5 inicial-; Félix Gil (2), Raúl Cintora (-), Lizer Pérez (-), Marcos Millán (-), Gonzalo Sobrino (5), Pablo Ballester (-), Álvaro Moreno (2), Rubén Postigo (-), Santi Grebruers (-).  

Leones Marianistas 13 (11+2): Íñigo Martínez (4), Diego Villarroya (3), Álvaro Martínez (2), Alejandro Ara (-) y Marcos Cortiñas (4) -5 inicial-; Jorge Mainer (-), Julián Villarroya (-), Nicolás Torres (-), Ignacio Claver (-).

Final femenina: El Salvador vuelve a ganar dos años después

Entrega de premios femeninos

Tras la entrega de trofeos a los chicos llegaba la Gran Final Femenina. Las Leonas Marianistas, que llegaban como grandes favoritas tras su victoria en el Jamboree Anselmo López 2018 celebrado en Valladolid, se vieron sorprendidas por unas Canguras El Salvador que, salvo la primera canasta convertida para las de Paula Ricarte por Olivia Duch, llevaron la iniciativa durante todo el partido. El 14-4 que reflejaba el marcado mediada la primera parte dejaba bien a las clara que las Canguras querían llevarse un triunfo conseguido en 2013, en la primera edición de la Pequecopa y que habían vuelto a lograr en la edición de 2017, tras la que fueron subcampeonas del Jamboree Anselmo López disputado en Zaragoza. Con una espectacular actuación de Jimena Morfioli, que sería nombrada Mejor Jugadora de la Pequecopa 2019 (8 puntos en este primer tiempo), las chicas dirigidas por Ana Belén Peiróse iban al descanso con una cómoda renta de 12 puntos de ventaja que, conforme pasaban los minutos del segundo tiempo, iba ampliándose poco a poco sin dejar que sus rivales se acercaran ni tuvieran opción prácticamente de inquietarlas en el aspecto anotador. Con unos últimos ocho minutos de partido en los que sus jugadores se repartieron la responsabilidad en la puntuación (hasta siete jugadoras distintas consiguieron perforar el aro rival), El Salvador vencía por 34-13 grabando su nombre en la historia de la Pequecopa colegial de Zaragoza.

Canguras El Salvador 34 (19+15): Paula Sáenz (2), Inés Jorcano (3), Carolina Lázaro (4), Jimena Morfioli (10) y Pilar Álvarez (2) -5 inicial-; Ana Montañés (4), Paula Rodríguez (5), Isabel Tricio (2), Sara Flores (2), Sara García (-).

Leonas Marianistas 13 (7+6): Adriana Melantuche (2), Inés Franco (2), Teresa Lacosta (-), Olivia Duch (4), Patri Ferrán (2) -5 inicial-; Blanca Cardona (-), Pilar Cía (1), Aitana Nicolás (-), Teresa Escobar (2), Martina Gómez(-), Elena Morales (-), Gabriela Jiménez (-).